martes, 20 de septiembre de 2016

LAS EMOCIONES

Resultado de imagen de emociones niños

          La educación emocional de los niños es un pilar fundamental. Enseñarlos a conocer sus emociones y a gestionarlas de manera positiva se convierte en un objetivo que debemos trabajar de manera sistemática en las clases. 
Son muchas las actividades y los juegos que podemos proponer a los alumnos para ello, y en esta ocasión os presento uno que además de entretenido y divertido, les hará ser conscientes de las emociones que sienten y podrán verbalizarlas.
             Este curso, vamos a trabajar las emociones de distintas maneras. 


             El emocionario consta de 42 emociones.
La idea es trabajar una emoción por semana. La flexibilidad estará siempre presente, pues tendremos en cuenta el interés de los niños, la motivación y el tiempo del que disponemos. 
Cada semana trabajaremos una emoción, leeremos la emoción en el libro y la pondremos en común.
Se les pedirá a los alumnos que relación cada emoción con aspectos de la vida cotidiana para intentar cambiar y mejorar algunos de nuestros comportamientos. 
También anotaremos las cosas que más nos llaman la atención en la libreta y alomejor tendremos que investigar sobre dicha emoción.

Resultado de imagen de EMOCIONARIO


             La caja de las emociones es un instrumento que nos va a ayudar a conseguir que nuestros alumnos aprendan a comunicarse emocionalmente. A partir de estas comunicaciones individuales podemos profundizar en el conocimiento de las diferentes emociones (alegría, tristeza, desesperanza, rencor, etc.).
              El objetivo es conseguir una mayor Inteligencia emocional y enseñar nuevas formas de afrontamiento de conflictos y canalización adecuada de los sentimientos que la acompañan.

               El alumno puede comunicar emociones negativas (miedo, tristeza, nervios, pérdida del control, etc.) o positivas (felicidad, alegría, etc.). Para ello debe coger el papel dispuesto a tal efecto y escribir de forma breve la situación concreta y el estado de ánimo que le ha provocado. Una vez escrita deberá introducirla en la caja. Por ejemplo, “Esta mañana no he podido controlar mis nervios y he pegado a un compañero. Me siento mal…”

             A continuación, el maestro/a debe determinar un momento concreto del día para leer las diferentes notas introducidas en la caja. Estas notas pueden ser leídas por los propios autores o, en algunos casos, pueden leerlos los maestros y guardar el anonimato del alumno si este así lo desea.


 A partir de la lectura de estas notas, se iniciará un coloquio acerca de las diferentes emociones que se han expresado y los alumnos pueden aportar sus propias vivencias en situaciones semejantes que ellos hayan vivido.

Campeones, vamos a expresarnos y a decir como nos sentimos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada